"Siempre, desde muy chica escuché decir a mi mamá que no hay que dejar que un perro abandonado (o cualquier animal) pase hambre o sed. En aquella época (tengo 62 años) no se veía lo que se ve hoy. De vez en cuando aparecía algún perro callejeando, tal vez por haber corrido detrás de una perra en celo, pero no era lo común para la época. Mamá les daba agua y comida se quedaban por acá un tiempo y luego seguían viaje, pero, insisto, era uno de vez en cuando. Eso me fue formando, es lo que vi, es lo que escuché. Crecí, y continué con la tarea, siempre buscando la solución para evitar el sufrimiento animal. Ahora, se fueron encadenando las voluntades de una manera casi mágica. No se si decir que soy "proteccionista" me parece una palabra demasiado grande para utilizarla conmigo que soy solamente un pequeño granito de arena que forma un médano que sueña con ser montaña. Por ahora, podría decir que soy "colaboradora de los sin voz" o "una de las voces de los sin voz". Los amo, los entiendo, trato de protegerlos y tengo un sueño que se parece más a una utopía: que todas las voluntades podamos unirnos para servir mejor a nuestros hermanos (según San Francisco de Asís y lo comparto). Somos muchos está comprobado, hay proteccionistas, hay socorristas que están organizados y estamos también los independientes. Creo que todos comenzamos solos y en el camino nos vamos uniendo. Pienso que si nos unimos todos, podemos formar un inmensa red donde cada uno cumpla un rol y no nos desgastemos ni colapsemos y los beneficiados serán esos seres que amamos.
Stella Faccio. mail: stellafaccio@hotmail.com

sábado, 27 de agosto de 2011

Romulo.

ROMULO VIVE DENTRO DE UN AUTO
Estimados! este es un pedido desesperado.
Rómulo es uno de los tantos viejitos que vivieron toda su vida en el encierro de un canil, sin amor y en soledad, padeciendo una vida precaria y de mucho sufrimiento.
Sus años a la intemperie y viviendo en un precario y pequeño canil hacen que hoy Rómulo sienta pánico a las tormentas y al encierro, razón por la cual LA familia que lo adoptó no pudo tenerlo mas.
Rómulo ya es adulto, sus pocos dientes dan cuanta de que su vida paso, años y años escuchando ladridos desesperantes de perros angustiados, años y años sintiendo
su cuerpito helado en invierno y llorando por lo bajo sin que nadie lo escuche o le acercara una mantita caliente, o que le brindara un reparo en las noches de tormenta. La vida de Rómulo solo fue soledad y miseria.
Tuvo la suerte de ser adoptado pero la familia no lo cuidó lo suficiente, ahora vive “de prestado” dentro de un auto en un garage”.
NO PERMITAMOS QUE ROMULO VUELVA A SU TRISTE CANIL donde pasó una vida miserable. Rómulo debe ser MASCOTA UNICA. Le buscamos familia preferentemente por zona Oeste o Capital para poder visitarlo seguido.
Si puedo ser parte de tu familia, comunícate con
Claudia al 15-5656-3757,  con Soledad al 15-3326-2155, con Viviana al 15-6129-4491 claudiaottavi@gmail.com lossincucha@yahoo.com.a

No hay comentarios:

Publicar un comentario