"Siempre, desde muy chica escuché decir a mi mamá que no hay que dejar que un perro abandonado (o cualquier animal) pase hambre o sed. En aquella época (tengo 62 años) no se veía lo que se ve hoy. De vez en cuando aparecía algún perro callejeando, tal vez por haber corrido detrás de una perra en celo, pero no era lo común para la época. Mamá les daba agua y comida se quedaban por acá un tiempo y luego seguían viaje, pero, insisto, era uno de vez en cuando. Eso me fue formando, es lo que vi, es lo que escuché. Crecí, y continué con la tarea, siempre buscando la solución para evitar el sufrimiento animal. Ahora, se fueron encadenando las voluntades de una manera casi mágica. No se si decir que soy "proteccionista" me parece una palabra demasiado grande para utilizarla conmigo que soy solamente un pequeño granito de arena que forma un médano que sueña con ser montaña. Por ahora, podría decir que soy "colaboradora de los sin voz" o "una de las voces de los sin voz". Los amo, los entiendo, trato de protegerlos y tengo un sueño que se parece más a una utopía: que todas las voluntades podamos unirnos para servir mejor a nuestros hermanos (según San Francisco de Asís y lo comparto). Somos muchos está comprobado, hay proteccionistas, hay socorristas que están organizados y estamos también los independientes. Creo que todos comenzamos solos y en el camino nos vamos uniendo. Pienso que si nos unimos todos, podemos formar un inmensa red donde cada uno cumpla un rol y no nos desgastemos ni colapsemos y los beneficiados serán esos seres que amamos.
Stella Faccio. mail: stellafaccio@hotmail.com

miércoles, 31 de agosto de 2011

Chicas necesito ubicar a un perrito que está pasando una situación muy triste, les cuento la historia, Son tres hermanitos (2 machos y una hembrita), sacados de una casa muy precaria donde no le daban de comer, desnutridos, no atendidos, con todo tipo de problemas, una amiga mia los llevó a su casa, los repuso,  están bien comidos, sanos, pero mi amiga se separó y ya no está más en esa casa, y en su nuevo hogar no puede llevarse a los perros, ellos están a la buena de Dios, pero eso no sería nada, los machos están terribles se sienten abandonados, y se pelean ellos y el que la pasa mal es Lobito, el domingo pase a verlos, estaban solos y Lobito todo lastimado y sangrado, hay que sacarlo de ahí por lo menos a Lobito que el que más sufre, siempre lo veía con cicatrices pero esta vez lo vi lastimado y sangrando muy mal, pido ayuda para sacarlo de ese lugar, es muy dulce y tranquilo, desde ya, agradezco lo que puedan hacer. Acá mando fotos de el  y de sus hermanitos. Mónica

No hay comentarios:

Publicar un comentario